cronicas

OCIO | La guía para vivir la ciudad
Nortec encendió la noche
Tags:

El Festival Internacional de Cine también bañó de música a Guadalajara, el colectivo Nortec fue parte del programa Son de Cine

Colectivo Nortec (Bostich y Fussible)
Domingo 4 de marzo de 2012, 20:30 h
FORO EXPO

 

 

Un séquito de jóvenes montados en sus bicicletas, abandonó el Foro  Expo pasadas las 21:30 horas de este domingo, luego de que el colectivo Nortec ofreció un espectáculo de poderío audiovisual y su respectiva propuesta: secuencias electrónicas que juegan con los sonidos producidos por trompetas, trombones y acordeones de la música norteña.

Como antesala a la presentación de los protagonistas —en esta ocasión Bostich y Fussible—, el documental Tijuana, sonidos del Nortec se proyectó como parte del programa Son de Cine. Con ello, los tapatíos presentes pudieron adentrarse al origen de este colectivo y su evolución hasta hoy día. “El documental me pareció muy gráfico para conocer Tijuana y cómo de ahí salió su sonido; eso me parece muy importante porque así conocemos la verdadera intención del grupo”, afirmó Geovanna Segura de 22 años, seguidora del proyecto.

Una vez finalizado el material, algunas sillas fueron removidas, las estridentes luces al costado del escenario se encendieron y un grupo de seguidores emocionados no pararon de gritar para dar la bienvenida a Pepe Mogt (Fussible) y Ramón Amezcua (Bostich); la magia de Nortec principió sin titubeos en punto de las 20:36 horas.

Con iPads en mano, mezcladoras y demás equipo, los músicos pusieron a bailar a un público que, aunque reunió niños, jóvenes y adultos, se unificó en un mismo sentido de celebración durante más de una hora; arriba del escenario y detrás del colectivo, una pantalla se llenó de colores, mensajes y distintas figuras, en su mayoría sombreros tipo tejana, vaqueros, automóviles retro y la palabra Tijuana se repitieron sin cesar.

Entre saltos, brazos al aire y movimientos desenfadados, Samir Gutiérrez de 27 años, se detuvo un momento para afirmar que “lo interesante de Nortec es que llevan un sonido regional a otro lugar, lo transforman en una idea completamente nueva”. Para las 21:08, el ajetreo del público disminuyó al observar el uso del reactable, instrumento electrónico con una interfaz tangible y atractivos elementos con los que la dupla ofreció una sesión experimental. 

Y cuando la noche parecía completamente encendida, llegó el turno de la afamada “Tijuana sound machine”, pieza recibida con un grito perdido al unísono y una masa que no paró de moverse. El colectivo desapareció y regresó tras el “otra, otra”, ofreció un corte más y finalmente se despidió a las 21:27 horas. “Nortec, Nortec”, fue coreado sin éxito al final, pero a juzgar por las sonrisas, los aplausos y la jugosa fila para un obtener un litro de cerveza durante la jornada, los cerca de dos mil tapatíos pudieron marcharse satisfechos a casa.

Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

  1. El frío me pone mal, mis huesos, ya casi centenarios, se cimbran cuando el...
  2. En su tercera edición el festival de ilustración Arteria ha dado un vuelco...

Cartones

Chuchos y michos
Monicomics
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoatl