agenda

OCIO | La guía para vivir la ciudad
Código del impreso: 75715a
Por si no los volvemos a ver...
Tags:
Música

La agrupación tapatía que influenció a otras, como Café Tacvba o La Maldita Vecindad, tocará en su ciudad antes de ir al Vive Latino

El Personal
16 de marzo, 20:30 h. BARRAMERICANO.
Avenida Chapultepec Sur 193, planta alta,
esquina Libertad, entre La Paz y López Cotilla.
Boletos: $120. De venta en taquillas

 

El lugar de ensayo está en los altos de la casa de Daniel Kitroser, en una calle residencial cercana a la Univa. En el tercer piso, El Personal, con seis integrantes, intercalan notas con caballitos de tequila, y mientras los hijos descansan en las habitaciones de abajo, Andrés Haro ha cantado, seguramente, “Dale de comer al conejito”. Con un historial de 26 años, la pérdida de tres integrantes, cambios de alienación y proyectos musicales por separado, El Personal tocará el 25 de marzo en el Vive Latino. Pero antes, una calentadita en la ciudad que los vio nacer. Entre bromas acerca de la muerte, el peso de ser banda de culto y la sensación de que, como dijo Dylan, los tiempos están cambiando, esto contaron.

 

La tocada en el Barramericano

Andrés Haro: “Vamos a tocar primero ahí para no llegar vírgenes al Vive Latino, vamos a tocar el 25 de marzo, y siempre le hemos dado derecho a alternar a Guadalajara en lo que respecta a nuestras presentaciones. No queríamos ir al DF sin tener una fecha aquí. Tocaremos canciones nuevas, de 1997 [risas]. Como la de ‘Quisiera tener unas nalgotas’, que hicimos después de tocar en Cuba, un son inspirado en los cubanos”.

Alfredo Sánchez: “Lo que vamos a tocar son Melodías inmortales, las que todo el mundo quiere oír.”

Daniel Kitroser: “Además se va a filmar. Se está haciendo un documental. Se llama Con el alma en una pieza, está en proceso, y capturó todo el proyecto de reunión, desde los ensayos para el concierto del teatro Diana [2011]. Por eso es importante que la gente se prenda en el Barramericano, para que se capture todo en la cinta”.

 

¿La vida ya no es lo que era?

AH: “Totalmente. Antes no había ni un foro, no había cultura UdeG, nada de nada”.

AS: “Bueno, estaba el Roxy”.

César Maliandi: “Se tocaba en El Kiosko, la Puerta”.

Daniel Kritoser: “En los ochenta, El Personal no tocaba para más de 200 personas...”.

AH: “...de los cuales, cien ya están muertos [risas]. Pero las cosas ya no son iguales. El estudio con el que grabamos, comparado con tu iPhone, tu teléfono es mejor. Esto era muy rudimentario. Esa fue la diferencia entre vivir en Guadalajara y DF, allá estaban todos los estudios con un superproductor. No había la pretensión de ‘trascender el ser’, como decíamos, pero sí hacer bien las cosas. Julio era exigente consigo mismo. Pedro era exigentísimo, más que el maestro Kitroser. Fuimos la primera banda en el mundo en hacer reggae en español”.

DK: “Ahora es más fácil grabar, pero el problema es distribuir”.

AH: “Lo que veo es que hoy todo mundo es fotógrafo, músico, pintor, todos somos artistas. Hay tanta facilidad para ‘postear’ tu trabajo en cualquier lugar, en un segundo te están oyendo en Cabo Verde. Pero de repente hay millones de propuestas. Esta abundancia es quizá el verdadero obstáculo”.

 

Banda de culto

AH: “Ha sido difícil. Lo que me da mucha sorpresa y pasmo es que 25 años después las canciones sigan tan vigentes como el día que se compusieron. La prueba del tiempo es implacable y el hecho de que quien nunca nos ha escuchado, nos escuche por primera vez, le gustan y se identifica, quiere decir que se hicieron bien, y que esa música y esas letras van a estar, aunque se escuche cursi, por siempre”.

AS: “Es un grupo del que se ha hablado mucho, pero del que muy poca gente ha escuchado en vivo”.

AH: “Las bandas nuevas que decían que somos su influencia eran Café Tacvba”.

DK: “Hubo bandas en Guadalajara de diferentes épocas que han tocado nuestras canciones...”

AH: “La Sonora Dinamita tocaba ‘Dale de comer al conejito’. Una rondalla tocaba la ‘Ronda sin rumbo’”.

Gustavo Orozco: “Fueron muchos años que el grupo no estuvo activo, así que a los nuevos no les tocó vivirnos, a menos que escuchen en casete”.

 

Sonido con esencia

AS: “La primera vez que escuché a El Personal dije, ‘ay, suena medio feo, pero tiene onda’. Porque las canciones tenían su encanto y eran diferentes, no se parecían a ningún otro grupo de entonces”.

AH: “Luego lo invité a tocar con nosotros, sería sólo por dos fechas pero...”.

AS: “Les dije ‘pos mejor me quedo’. Y en la segunda época del grupo, cuando no estaba yo, entraron otros músicos muy buenos y se ha depurado el sonido un poco [risas]. La idea es que no se pierda la esencia, que tiene que ver con las letras que son irreverentes, con mucho sentido del humor. No se trata de tocar a la perfección y que la gente no se identifique. Mejor que la gente baile y se haga desmadre”.

 

¿Qué hay en un nombre?

AS: “Nos llamamos El Personal porque era una expresión que se usaba, como decir ‘va a venir toda la banda’, se decía ‘le va a caer todo el personal’”.

Pilar Reyes: “El nombre nos ha servido. Una vez Alex Syntek nos invitó a un concierto suyo. Cuando llegamos había una cola muy grande y dijimos, somos del Personal, y creyeron que éramos el staff de Syntek, y hasta el camerino nos pasaron...”.

 

No hay nada seguro

AH: “Cuando hicimos el personal, el chavo de Julio, José Manuel, ya estaba muy enfermo [de sida], y Julio comenzaba a sentirse mal. No se sabía cómo te contagiabas, y debutamos en el Anglo Mexicano, donde José Manuel programaba las bandas. Luego murió José Manuel y Julio entró en pánico. La actitud siempre fue la misma: ahorita saliendo nos parte un rayo, o nos atropella un auto. Así que, vayan al Barramericano, antes de que muramos [risas].”

Alfredo: “¿Por qué no pusimos eso en el cartel? [risas]”.

 

El Personal, hoy

Emiliano Huerta, percusiones

Alfredo Sánchez, guitarra y teclado

Daniel Kritoser, batería

Pilar Reyes, voz

Andrés Haro, guitarra y voz

Gustavo Orozco, guitarra

César Maliandi, bajo

Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

  1. El frío me pone mal, mis huesos, ya casi centenarios, se cimbran cuando el...
  2. En su tercera edición el festival de ilustración Arteria ha dado un vuelco...

Cartones

Chuchos y michos
Monicomics
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoatl