columnas

OCIO | La guía para vivir la ciudad
Código del impreso: 76923a
La reveladora iniciativa de Portaldisc.com
 
Por 

Una de las propuestas más interesantes que nos develó la segunda edición de la Feria Internacional de la Música en Guadalajara, fue la del sitio en Internet Portal Disc, sobre el cual habló su creador, el chileno Sebastián Milos, como parte de la conferencia “Propuestas innovadoras de sellos discográficos independientes”. En ese toma y daca que se ha generado entre el disco compacto y el mp3, la iniciativa de Portal Disc encuentra, por así decirlo, una reconciliación entre ambos formatos, el físico y el digital, de una manera por demás innovadora.

Mecánica

Si bien la costumbre de escuchar música en nuestros días nos ha llevado a otras tecnologías, de la laptop al iPod a los teléfonos inteligentes, mucho se habla también de la necesidad de tener un referente físico que nos evite extraviarnos en un mundo de archivos que no tienen distintivo alguno unos de otros.

¿En qué consiste la experiencia que es para Portaldisc.com una realidad? Explico a continuación. Portal Disc ofrece una tarjeta con un código de descarga, el cual se ingresa en su propia interfase para, desde ahí, descargar el disco al que alude. Las tarjetas que Portal Disc imprime son en realidad la misma tapa del CD, y en ellas viene contenida la información básica del álbum, es decir, el nombre de cada track, así como ciertos datos extra dependiendo del disco, como las direcciones de la web del músico. El álbum queda descargado en archivos mp3 pero, si se quiere, con las posibilidades que da la tecnología, uno también puede armar su disco compacto con la idea de tener también un resguardo físico.       

Cada tarjeta tiene el código cubierto con una película que debe rascarse, como se hace con los boletos de lotería. Una vez descubierto, el código habilita la descarga.

Muchas son las posibilidades que Portal Disc está poniendo en marcha con la idea de, incluso, conseguir financiamiento y un ingreso para quien hace la música, es decir, quien en la era de la descarga digital ha sido el más afectado económicamente hablando. Por ejemplo, la compañía imprime tarjetas para que ciertas empresas realicen campañas publicitarias regalando canciones por las que pagan. Lo que ya genera un ingreso para el autor de las mismas, más allá de lo que genera la venta de sus discos.

El universo de trabajo en el que se mueve Portal Disc es la música independiente chilena. Y, a la fecha, su catálogo ha crecido de manera impresionante para ser, hoy día, además de tienda virtual, un inventario importante de esa música, en un momento en el que Chile tiene en sonidos contemporáneos mucho que ofrecer a la música latina y el mundo. Figuras de una nueva generación, como Camila Moreno, Francisca Valenzuela, Javiera Mena, Gepe, Pedro Piedra y Chinoy, entre muchos otros, han aprovechado para distribuir sus álbumes a través de esta apuesta. Pero, asimismo, obras del tamaño de la emblemática trovadora Violeta Parra pueden encontrarse en este catálogo, en el que puede descargarse su producción discográfica completa.

Para incentivar las descargas, Portal Disc ofrece descuentos entre más discos se adquieran.

El álbum como concepto

Hay que destacar de Portal Disc la postura que mantienen ante otras plataformas de venta de archivos mp3, como iTunes, que opta por la venta de la canción por separado. En su caso, Portal Disc trabaja exclusivamente con álbumes. El propio Sebastián Milos ha manifestado que lo hacen de esa manera debido a que son éstos los que han hecho los inventarios musicales y no tanto las canciones por sí solas. Reflexión que resulta reveladora, especialmente ante el riesgo que la producción y consumo indiscriminado de canciones podrían significarle a los estudiosos de los fenómenos musicales, a los historiadores y periodistas, que otorgan valor al álbum y desde ahí es que basan las trayectorias de los grupos y solistas, a través de ese orden de producciones que se conoce como discografía. En otras palabras, puede decirse que la venta de sencillos, como se acostumbra llamar a las canciones más exitosas comercialmente de los discos, lleva a pensar en la idea de que en el mundo de la literatura se vendiesen relatos por separado sin que estuviesen vinculados a un libro completo. ¿Cómo seguir la producción de un músico que no tiene más que EPs o canciones sueltas, en una especie de desorden que a primera vista pareciera que tampoco llena las expectativas de alguien que persigue la complejidad de una obra completa?

Resulta pues interesante la propuesta de Portal Disc que, de paso, en la formación de su abundante catálogo de sellos independientes, pasa a convertirse en una fuerza tan importante o más que cualquier discográfica multinacional. Puntualizando que no hay preferencia alguna por un género en particular.

Pero eso no es todo. Ahora Portal Disc creará también, con la ayuda de etiquetas independientes nacionales, su catálogo mexicano, dando continuidad a una tendencia que podría replicarse, para bien, en los países de habla hispana y, posteriormente, en el resto del orbe.

Para conocer su web debe irse a www.portaldisc.com, el inventario por excelencia de la música chilena, que ofrece contenidos diversos, además de la venta de música.

Puedes seguir cualquier respuesta con RSS 2.0   

Búsqueda de las siguientes palabras

Más opciones

Lo mas

Cartones

Chuchos y michos
MONICÓMICS
Pupa y Lavinia
Restaurante Macoátl